Friday, September 30, 2011

#11 Joy for Our Grandparents, Stories for the Grandchildren

 Joy for Our Grandparents, Stories for the Grandchildren

Level: All
Instructor: Carlos Ponce
As our parents, grandparents, and other family members age, their stories disappear forever with them. Alzheimer’s disease, depression and other cognitive impairments can affect our loved one’s mind. For elderly people, it’s rewarding when younger people show interest in their life. Besides, the new generations benefit from a wealth of experiences: heroic events, humorous situations, ethnic knowledge and interesting anecdotes. Many times older adults don’t tell their stories, or they only tell a few, and their relatives think they have heard them all. This is a big mistake. We’ll explore how to develop a plan of conversation with our elderly relatives in a way that is stimulating for them and will produce valuable family information for us. We’ll conduct interviews among the class participants to practice how to carry out sessions with our loved ones, and talk about how to make a family history document for future generations. (Spanish-friendly class).
Date: Saturday, October 15, 10am-3pm
(1-hour lunch break)
Limit: 15 Participants
Registration Deadline: Wednesday, October 12
Teachers CPE Credits: 4 Language Arts
Fee: $70 Discounted Fee: $60

(If you’re paying online via PayPal, the $10 Shipping & Handling fee is our standard registration fee.)
About the instructors:

Carlos Ponce worked for 11 years for the Health Science Center at San Antonio as a social researcher. He became interested in the stories of elders while conducting interviews for the UTHSC and used several of these conversations as the base of his collection of short stories Platicas de Mi Barrio. He’s published two children’s books, several short stories and poems in English and Spanish. He has taught creative writing to elders in community centers and to adolescents. He became interested in people with Alzheimer’s and dementia because some of his family members developed these conditions.

MOREINFORMATION:  http://geminiink.org/su11-12

4 comments:

Doña Eñe said...

Hola, Carlos.
Mi hija es Terapeuta Ocupacional y trabaja en una residencia privada de ancianos en Madrid regentada por monjas.
Actualmente vive con su abuela que cumplirá 95 años el 25 de este mes; mi hija aprende mucho de ella y mi madre está feliz porque su nieta la alegra la vida y nunca se siente sola.
Aquí en España, los abuelos están haciendo una labor callada, responsable y llena de amor
cuidando de sus nietos para ayudar a sus hijos en la tremenda crisis que estamos padeciendo.
Mi madre dice que no se siente mayor, sigue haciendo sus tareas caseras, saliendo a pasear y llevando una vida en plenitud de facultades.
Su hermana, que es mi madrina, cumplirá 97, lo mismo que su marido, ambos con muy buena salud.
Mis abuelos dejaron este mundo con más de 90 años sin haber pisado un hospital en su vida, sin haber padecido ninguna enfermedad.
Mi padre nos dejó a los 94 años, plenamente lúcido, y mi última conversación con él fue maravillosa; tal vez algún día la ponga en mi blog.
Hace unos años, los más peques de mi cole recitaron unas sencillas poesías que escribí para homenajear a sus abuelos; eran recetas de cocina cuyos ingredientes eran principalmente
caricias, atención, compañía, humor y mucho amor. Dos profesores representaron a continuación una pequeña pieza teatral humorística que escribí.
El salón de actos del cole se llenó de abuelos que disfrutaron de lo lindo. Recuerdo ese día
como uno de los más felices de mi vida.
Te felicito por la labor que estás desarrollando y aplaudo tu interés por ayudar a los
ancianos.
(continuará)

Doña Eñe said...
This comment has been removed by the author.
Doña Eñe said...

(cont.)
Siempre he dicho que los niños con su inocencia y los ancianos con su experiencia son las personas que deben ser más escuchadas, de las que más podemos aprender, pero nuestra sociedad no está por la labor; a los niños se les considera tontos, pesados, y a los ancianos, aburridos, pasados de moda, vamos, que estos dos colectivos son un verdadero tostón para los que se creen muy listos, ¡qué le vamos a hacer! Sinceramente opino que una de las causas principales de los males de nuestro tiempo, si no la fundamental, es la degradación de la vida familiar en aras de un mal llamado "progreso", donde los que más sufren son los niños y los ancianos, los más débiles, como suele pasar.
Sobre el tema del Alzheimer,el otro día vi en la tele que han descubierto que no son las placas cerebrales su causa, sino una inflamación cerebral; imagino que estarás al tanto de ello, Carlos,
pero, si no es así, aquí puedes informarte:

http://www.alzheimermonterrey.com/estudios/estudios/Estudio-Monjas-E.pdf
http://www.healthcentral.com/alzheimers/c/57548/27242/ibuprofen-cuts

Vi un documental interesantísimo sobre "El Estudio de las Monjas" de Mankato, Minnesota.

Según esta nueva teoría, el ibuprofeno podría ser un buen aliado para prevenir esta
enfermedad (dosis pequeñas dado sus riesgos), no para curarla en su estado más avanzado.
Se quejaba su descubridor de que los laboratorios, según él, más interesados en enriquecerse que en ayudar a los enfermos, no están colaborando en sus investigaciones porque prefieren vender su producción de una vacuna de dudosa eficacia (???).
En fin, el tiempo dirá.
Un saludo y disculpa mi verborrea.
:)

Carlos Ponce-Melendez said...

Doña Eñe: Sin duda alguna tiene genes excelentes y vas a vivir una vida larga y llena de satisfacciones. Tu creatividad así lo demuestra y te doy gracias por compartir tus poesías y cuentos con personas como yo. Y lo mejor de todo es que tu hija parece está siguiendo la tradición familiar de ocuparse de sus mayores y darles algo de felicidad. Creo que voy a mencionar el ejemplo de tu madre en el curso que voy a dar, es toda una inspiración. De nuevo gracias por tus palabras de apoyo,
Carlos.